sábado, 24 de marzo de 2012

¿Dónde está el amor de mi vida?


Nunca he sido devota de la idea de que estar en pareja sea determinante en la vida de una persona. Ahora bien, es cierto que transitar el camino propio es bastante más agradable cuando se hace de a dos.

En la escala de valores de la mayoría de las mujeres que conozco (y de los hombres también) encontrar la media naranja ocupa un lugar preponderante. Por ello no es de extrañar la desesperación que acarrea que con el paso de los años esto no suceda.

Cuando sos chica te imaginás a los 25 años casada y embarazada, pero de repente tenés 30 y nada de esto ha ocurrido.

La cama te queda grande, vas sola a las reuniones sociales, salís todas las noches aunque no tengas ganas y te atormentan los casamientos de tus amigas. Te da la sensación de que todo el mundo se casa menos vos. Te preguntás: ¿y dónde carancho está el amor de mi vida?

Lo primero que pensás es que hay algo de malo con vos. Pero no, está lleno de mujeres inteligentes, buenas y trabajadoras que están solas.

Entonces lees decenas de libros de autoayuda que insinúan que en realidad no estás “abierta al amor”, y que tenés que hacer un cambio interior antes de que puedas estar preparada para llevar adelante una relación de pareja. Pero no, tampoco es eso. Si estás más abierta que mejillón en cazuela.

La realidad es cruda. El problema no sos vos, ni tu cuerpo, ni tu mentalidad, ni nada. El problema es que no hay hombres. Frase trillada si las hay, pero muy cierta. Bueno, técnicamente si hay hombres. Ahora, hombres elegibles casi ninguno. Los pocos que hay deben estar de novios, comprometidos, casados o escondidos.

Quizás en la generación de nuestras abuelas las mujeres eran bastante menos exigentes para elegir a sus parejas, pero vos, una mujer moderna, no te conformás con cualquier perejil. Buscás al hombre de tus sueños, al amor de tu vida.

Y siguen pasando los años, y no aparece. Tal vez llegue cuando uno menos lo espera. Lo importante es nunca cerrar el alma, y nunca contentarse con menos.

10 comentarios:

  1. Mira el mejor post. Me identifico. Soy de esas mujeres de las que hablas. De ello va mi blog jaja que paciencia tengo q tener cecilia. Da igual que me abra a que me cierre, no hay manera!!!!

    ResponderEliminar
  2. Así es Chloe, el tema de encontrar pareja es de los más complicados...

    Es que imaginate que encontrar a alguien que te acomode y que además uno también le guste a la otra persona es muuuuy difícil.

    Por eso es que hay tantas mujeres que se conforman con un tipo que no les encanta, pero lo prefieren antes que estar solas.

    Yo soy optimista. Creo que a toda buena mujer le llega tarde o temprano el compañero que se merece.

    ResponderEliminar
  3. Yo tengo 33 y nunca he traido un novio formal a mi casa solo amigos y el unico hombre que ha llenado todos "mis"requisitos yo no lo soy para el...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
  4. Querida amiga.

    Creo que la edad que tengas no te determina. El amor puede llegar a cualquier edad, independientemente de lo que digan las convenciones sociales.

    Si no has tenido todavía un novio formal es porque todavía no aparece el hombre para vos. O a veces nos encanta alguien, pero no somos correspondidas.

    Yo pienso que a la corta o a la larga llega. Realmente lo creo.

    Cariños!!

    ResponderEliminar
  5. Muy lindo articulo, me identifico mucho con el tema, creo que el amor aveces aparece cuando uno menos lo espera, muchas veces pasa que uno, no esta abierto a encontrarlo y es un tema muy difícil, igualmente no creo que sea una cuestión de edad.

    ResponderEliminar
  6. que lindo articulo, los felicito.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...